¡Tips para ser más feliz en la cocina! - Mis Labels
volver
¡Tips para ser más feliz en la cocina!
marzo 16,2018

Ahora que tendrás unos días de vacaciones o de descanso, te queremos compartir algunos tips para hacer tu vida más feliz! Como Happy Mom, sabemos que tienes muchísimo que hacer… así que si te podemos dar una pequeña ayudadita para que todo lo que tengas que hacer lo puedas realizar más rápido, más eficiente o mejor. ¡Genial!

 

Te presentamos 5 diferentes preparaciones que puedes hacer con anticipación y guardar, para poder utilizar cuando lo necesites.

1.  Tomate 

El tomate picado ya listo para usar es una maravilla, pues te puede servir para hacer desde los huevos revueltos del desayuno, hasta las boquitas y la cena. Acompañado de la cebolla picada (tip#2) quedan excelentes para casi cualquier receta.

El tomate lo puedes picar y poner en un frasco de vidrio hermético y dejar en la refri hasta 3 días. Ojo, debe de estar siempre en la refri y bien cerrado. Como va soltando agua, procura irle quitando el agua poco a poco. No dejarlos secos, pero si quitarles el exceso.

Puedes también licuarlo y congelarlo, lo cual resulta súper práctico para todo tipo de salsas o hasta la sopa de tomate hecha en casa. Puedes congelarlo en vasos de plástico, el cual puedes lavarlo y volverlo usar para la misma salsa para que cuando lo necesites (de esta forma ayudamos un poco al medio ambiente reusando las cosas), sólo sacas del vaso la salsa congelada y la colocas en una ollita para hervir.

2.  Cebolla picada

Esto queda genial porque te sirve para todo. La cebolla forma parte de muchísimos platos, desde el desayuno hasta la cena… por lo que tenerla lista ya picada resulta genial.   Te recomendamos utilizar un frasco de vidrio con una tapadera. Nuestros favoritos son los Mason Jars, pero puedes utilizar los que tu quieras siempre y cuando cierren bien.  El vidrio no guarda olor, pero a mi si me gusta destinar un frasco especial para la cebolla picada y que ese quede para siempre. Cada vez que se vacía, se lava, pero siempre es para eso. Por eso le puse su label que me encanta, que dice “cebolla picada” y ya saben todos en mi casa que siempre hay que mantener uno lleno. Las tuyas las puedes mandar a hacer a mislabels.com

Pica la cebolla y colócala en el frasco. Cierra muy bien el frasco y colócalo en la refri. Puede estar ahí hasta una semana.  Si prefieres congelarla, también funciona hasta 6 meses. No hay necesidad de aplicarle nada… ni conservantes, ni aceites o vinagres. Solo asegúrate de siempre mantenerla en la refri y que el frasco esté bien cerrado.

Puedes utilizar la cebolla picada en huevos revueltos, pico de gallo, ceviche, cocinadas con verduritas y mantequilla o con pasta y aceite de oliva… también para dips, salsas, sopas, frijoles, etc. La verdad sirve para todo y ya tenerla picada es lo mejor.

3.  Ajo picado

Así como la cebolla, para esto también necesitas un frasco de vidrio tipo Mason Jar o el que tu prefieras.  Este frasco puede ser más pequeño porque generalmente no se necesita tanto ajo en las recetas como necesitas cebolla, pero siempre es a tu gusto. Para este también te recomiendo hacerle su label en mislabels.com, porque aparte que se ve divino con el frasco de cebolla a la par y su label “matching”, te ayuda a que siempre haya y tu refri siempre esté en orden.

Pica el ajo que necesites  y el que sea suficiente para ti. Colócalo en el frasco y agrega aceite de oliva hasta asegurarte que todo el ajo esté cubierto. Coloca en la refri hasta por una semana.

Puedes utilizar el ajo para hacer todo tipo de recetas y salsas. Puedes utilizarlo para hacer salsas de pasta, pizza, pesto… también para bruschette de tomate, ajo, queso, o para un crocante de parmesano con ajo y aceite de oliva. Realmente es súper fácil utilizar el ajo que le da tanto sabor a todo. Ahora de forma más práctica lo puedes utilizar en tus menús de verano.

4.  Fruta en porciones

Este tip me encanta pues es súper práctico, especialmente para hacer refrescos naturales, licuados y smoothies. Por si tu familia no es muy de fruta picada para el desayuno o media mañana, un smoothie con hielo picado en estos días de verano cae delis y súper nutritivo. Incluso puedes hacer heladitos y quedas súper bien.

Cuando tengas toda tu fruta preferida, quítale la cáscara y porcionala para hacer un pichel para tu familia. Te recomiendo alguna de estas combinaciones:

  • Jocote de marañón con piña
  • Piña, melón y sandía
  • Fresas, moras, frambuesas (lo puedes licuar con yogurt bajo en grasa y cero azúcar)
  • Banano y fresa (puedes mezclarlo con leche descremada, avena y linaza… súper nutritivo)
  • Durazno, mango y berries
  • Mango, piña y berries

¡Hay combinaciones ilimitadas! Le puedes agregar semillas de chia, jugo de naranja natural o agua de coco.

5.  Pasta cocida

Posiblemente te sorprendamos con este tip. Pero si, puedes cocer la pasta en tu casa y congelarla. Y durante tus vacaciones, sacarla, descongelarla ¡y ya! Estará lista para comer.  Definitivamente es más práctico y más rápido que poner una olla con agua, sal y aceite a hervir, ponerle la pasta y esperar lo necesario para que se cocine al dente.

Cocina la pasta en tu casa como siempre. Espera que se enfríe, agrégale un poquito de aceite de oliva y revuelve con cuidado. Mete la pasta en una bolsa especial para congelar (ojo: una bolsa especial para congelar no es cualquier bolsa. Las venden en todos lados, pero las que son especiales para congelar no son tóxicas ni le harán daño a tus alimentos).  La pasta la puedes meter en la refri y te durará de 3 a 5 días. Si prefieres congelarla, puedes hacerlo y dura hasta 2 semanas. Para descongelar, puedes meter la bolsa de bajo del chorro de agua caliente o colocarlas en un bowl con agua caliente hasta que se descongele. Los tiempos dependerán de la cantidad y la clase de pasta que elegiste.

Hay muchos tips que te pueden ayudar a ser más práctica… tener siempre pan precocido congelado, pues cuando lo quieras pasar, lo pones al horno y tu familia sentirá que están comiendo panito recién hecho! O tener tortitas de carne congeladas (hechas por ti o compradas), salchichas para hotdogs, tortillas de harina ¡para todo! ¿Qué otros tips para ser más práctica en tus recetas de verano nos recomiendas?

Recuerda que debes de tener cuidado con cualquier alimento en tu refri o congelador. Siempre revisar las fechas de preparación, observarlo y olerlo muy bien y si tienes cualquier tipo de duda, es mejor descartarlo. Utilizar labels para ayudarte a saber fechas de preparación te puede servir mucho. Puedes pedirlas a mislabels.com.

Happy Labeling!

DEJA TU Comentario
Compartir con amigos