¿Qué hacer con todas tus lindas revistas que tienes guardadas? - Mis Labels
volver
¿Qué hacer con todas tus lindas revistas que tienes guardadas?
febrero 28,2018

Veamos… por ahí debes de tener un stack de muchísimas revistas que están de adorno en tu casa, en el baño de visitas o en un revistero olvidadas. Pero talvez puedes sacarles un mejor provecho como hice yo con las mías.

Así como yo, cuando me comprometí compré unas 10 revistas diferentes del tema de bodas… todas divinas, con miles de ideas, que la mayoría no llevé a cabo, pero me encantaba pasar por los vestidos de Monique Lhuillier, Oscar de la Renta y Vera Wang… por todas las lindas ideas del equipo de Martha Stewart, los detalles, los lugares y todos los paisajes para casarse alrededor del mundo. Ya no las uso, pero ¿cómo las voy a tirar?¡Son divinas!

Cada vez que me voy de viaje, voy guardando todas las fichas que me dan de vueltos o cambios y al llegar al aeropuerto, después de todo el chequeo y la seguridad, me voy a cualquier stand de revistas y me compro todas las que me encantan. Para entretener, para cocinar, para remodelar, para ordenar… y así voy haciendo mi pequeña colección de revistas con todas las cosas que me gusta hacer.

Pero todas estas movidas me llevaron a guardar cerca de 50 revistas y honestamente, ya no las podía ver ahí tiradas… o hacía algo con ellas o las tenía que tirar, pero no tenía el corazón para hacerlo.

¿Qué hago con todo esto? (Foto: Maria Renee Hegel)

 

 

Pero lo que si podía hacer era aprovecharlas al máximo. Aquí te cuento cómo lo hice:

1. Las agarré todas y realmente reflexioné en las que si vale la pena dejar en casa y cuáles si podía tirar.
2. Después de ese primer filtro las que quedaron, las llevé a una imprenta que queda cerca de mi casa. Les pedí que les cortaran a todas el lomo que las une (en donde están engrapadas) y en 10 minutos las tenían listas. Parece que todas las imprentas tienen una máquina que corta de un solo corte, así que me quedó perfecto. Si no, puedes arrancarlas tu a mano y te ahorras un viaje y el tiempo. Personalmente me gusta más así porque les da un “look” más DIY (do it yourself)
3. Agarré todas las hojas de las revistas (si, ¡todas!). Las vi, las hojeé, algunos artículos los volví a leer y me fui dando cuenta cuáles fotos, reportajes, ideas o recetas realmente si me interesaban, y cuales no. Así que las dividí en dos grandes pilas:
a. Todo lo que se queda, me interesa, que será lo que pasa a la siguiente etapa.
b. Todo lo que definitivamente no me interesa y de una vez se va a reciclaje (todos tenemos que poner de nuestra parte).
Revisa cada hoja para ver qué te interesa y qué no. (Foto: Maria Renee Hegel)
4. Con la pila A, todo lo que se queda, lo dividí nuevamente:
a. Recetas
b. Fotos lindas, paisajes, ideas de montajes, etc.
c. **tu puedes hacer las pilas que desees según tu interés (artículos editoriales, decoración, tips, etc).
5. De la pila de “recetas”, en orden, las llevé a un lugar en donde encuadernan hojas. Le diseñé una portada bonita, pedí que me le imprimieran en cartón (para proteger las hojas de revista que son un poco más débiles) y así logré hacer un recetario de las mejores recetas, de las más lindas, las más recomendadas. ¡Qué lindo quedó! Por supuesto, ya está en su lugar, la cocina.
Encuaderna lo que más te va a servir. (Foto: Maria Renee Hegel)

 

6. De la pila de las “fotos lindas” decidí hacer sobres… con un simple doblez, tape transparente y listo. ¡imagínate lo lindos que quedaron! Bueno, aquí te dejo unas fotos para que veas qué linda idea.
Los sobres son una de las alternativas. (Foto: Maria Renee Hegel)

Aparte que son reciclados (ya las hojas de revistas han pasado por procesos de reciclaje, así que ¡aún mejor!)  Estos sobres los uso ¡para TODO!  Te dejo algunos ejemplos:

a. Para mandar los codos del colegio de regreso, ya llenos. Para que no se vayan sueltos en el bolsón (y saber qué les pase) y se vean especialitos para quién los recibe.
b. Para sobres de contribución para Baby Showers o Despedidas de Soltera. Esto me encanta porque mandé a hacer unas labels a mislabels.com con mi nombre, otras con los apellidos de mi familia, otras con todos nuestros nombres y las voy usando conforme los necesite. Se miran lindos porque el sobrecito es una pieza creativa, especial, innovadora y tiene el toque elegante de la label tan linda.
c. Para meter algún cheque que debes entregar o la boleta de depósito, entregarla en un sobrecito tan especial le da un toque creativo.
d. Para mandar alguna notita al colegio para las maestras de mis hijos. El 100% de las veces me han dicho que les encantan mis sobres tan creativos 😉 ¡Me encanta que sepan que soy una mamá que me importa!
e. Si te cabe, es un lindo empaque de regalo si le agregas una moña hecha por ti con listones de satín y una label de mislabels.com

Bueno y ¡para lo que quieras! Un sobre tiene mil usos. La idea es que SI los uses, los aproveches, contribuyas a reciclar y al mismo tiempo, puedas darle uso tan lindo a algo que estuvo “dormido” por tanto tiempo.

(Foto: Maria Renee Hegel)

 

Espero que te sirva, que puedas armar tu recetario, tu libro de ideas de decoración, tu recopilación de artículos favoritos o cualquier actividad que te relaje, te ayude a ordenar tu casa, a aprovechar todos tus recursos y de paso, le des una ayudadita al planeta reciclando y haciendo cosas más lindas.

Happy labeling!

DEJA TU Comentario
Compartir con amigos